Wednesday, Sep, 28, 2022
Síguenos

La producción se escribe desde el guión

Esta sentencia la dejó caer Javier Olivares, director argumental de la serie de tve Isabel, en la Sesión Magistral que inauguró la Escuela de Guión de Madrid el pasado viernes, 26 de octubre. Y desde esta página me siento obligada a divulgarla. Aunque J.Olivares hablaba únicamente del trabajo en televisión, yo quiero hacerla extensiva a todos los otros ámbitos audiovisuales. Quien crea la idea, y no digo ya quien tiene la ocurrencia, sino, insisto y subrayo, quien crea la idea, o sea, se le ocurre, la describe en un par o tres de folios cuando no son quince o veinte, incluso la convierte en guión, encuentra a alguien que se vea capaz de dirigirla, a otro alguien capaz de producirla, a otros capaces de interpretarla, necesariamente ha de ser el productor ejecutivo. Es de ley. Porque ha desarrollado un trabajo que ha de remunerarse. Estoy hablando de guiones de cine. ¿Qué ocurre con la producción ejecutiva de las series de televisión?

No se trata de quitarle la cuadrícula del tablero de ajedrez a nadie. Olivares dejó caer la pregunta de ¿Por qué todas las series norteamericanas que nos gustan tienen un creador que es además el productor ejecutivo? Porque su creador es el mejor capacitado para defender la idea sin distraer ni dispersarla convirtiéndola en algo que no era.

Al trabajar juntos dirección y producción, nos explicó, el presupuesto encaja en lo que se cuenta y en cómo se cuenta. Y es absolutamente cierto que en este «lo que se cuenta y cómo se cuenta» la persona que ha creado la historia es la mejor para defenderla y no distraer de la verdadera intención de ella. «Toda serie tiene que tener una directriz clara en sus guiones aunque cada guión lo escriba un guionista diferente.»

¿Dónde reside el éxito de Isabel? ¿En que era una historia española que hacía falta contar? ¿En que no tenemos otra cosa que ver los lunes por la noche? ¿En su tratamiento argumental? Quizá tenga que ver con esta última pregunta aunque no le resto importancia a la segunda de ellas.

«En Isabel, -nos dice Olivares- la venganza es el secreto que mueve la serie». A menudo en los hemisferios del guión se escucha que la trama principal mueve la acción y las secundarias el tema. Esto lo dice Linda Seger, no lo he inventado yo (¡dios! parezco Sandro Giacobbe cantando «El jardín prohibido»).

 

 

 

Alicia Luna

Follow Me