Thursday, Dec, 13, 2018
Síguenos

Guión de Cómic: los storytellings dinámicos de D.Muñoz

La casa de los susurros

Escrito por: Raul Silvestre el día 10 octubre, 2012

(Publicado en Zona Negativa http://www.zonanegativa.com/?p=48583)

David Muñoz, guionista madrileño de vasto bagaje, debuta en el mercado francés del brazo de Tirso Cons. ¡Y de qué manera! Con un éxito fulgurante en el país galo y tras su desembarco en Norteamérica, La Casa de los Susurros es un ejemplo del prestigio de nuestros autores, que pasa casi desapercibido adentro de nuestras fronteras, demostrando una vez más la miopía del público español para reconocer los éxitos de nuestros compatriotas. Una verdadera pena, pues entre torres de novedades yanquis y supuestos tebeos de autor, una joyita de tono juvenil se pierde sin el necesario ahínco de la prensa especializada, más preocupada a veces en los dimes y diretes de autores de ladrido más alto.

La obra de Muñoz encuentra su trampolín y justo reconocimiento en el medio audiovisual –guionista de títulos como La Posesión de Emma Evans o El Espinazo del Diablo (ésta última junto a Antonio Trashorras)-, pero desarrolla rasgos más personales –y eficaces- entre viñetas. A destacar, MiedoRayos y Centellas, pero sobretodo, Sordo (Edicions de Ponent), uno de los mejores tebeos de 2008 para quien esto suscribe. Sus créditos incluyen además series de ficción y shows de TV, convirtiéndose en avatar del guionista todoterreno, capaz de ofrecer contenidos donde sea y como sea, un auténtico artesano, desembarazado de poses de autor e ínfulas de artista, más interesado en entretener y contar historias, que en plasmar su personalidad sobre las redes sociales –mal actual que afecta los egos de infinidad de autores, basta echar un vistazo a las cuentas de twitter o facebook de algunos…-.

Si los fantasmas de la Guerra Civil, la soledad y la imposibilidad de una verdadera comunicación entre las personas se atisban pilares de contenido en la obra de Muñoz, La Casa de los Susurros vendría a ser la dulcificación de estas constantes. ¿Por qué esta simplificación de tono? Porque este es un producto eminentemente juvenil, donde la acción prima y el entretenimiento manda. Pero aún así, el madrileño logra salpicar con ciertas filias su obra más accesible. Así, en un entorno europeo después de la 2ª Guerra Mundial, nos encontramos un mundo plagado de humanos teriomorfos, en guerra eterna contra los Druidas, una saga de defensores ocultos, cuyo principio y fin es acabar con estas bestias cambiantes. En medio de ello, como personaje conductor de la trama, una niña que asiste a la muerte de sus padres de manos de vampiros y que es rescatada por ese grupo, casi una secta, obsesionada con evitar que el mal provocado por los monstruos se propague. El arquetipo del viaje del héroe en el proceso de madurez de una niña a la que no le va a quedar otra que acabar tomando decisiones que afectarán a ambos bandos. Y gracias al buen hacer del citado Cons, todo envuelto en un continente lleno de acción y dinamismo.

lacasa1

Portada y páginas interiores de La casa de los susurros, vistas en Desde mi mundo.
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

 

Con una notable capacidad para el storytelling y una dinámica habilidad para trazar las formas de sus criaturas, donde destaca Cons es en las escenas de acción con las que Muñoz, certeramente, puebla la obra. Con un pie en la cinética del manga y otro en la fluidez de la animación más espasmódica, el dibujante presenta unas páginas cuyas viñetas se escapan de los ojos del lector, lanzándole de una a otra con total efectividad. La ambientación de época es otro de los caramelos de esta obra, a la altura de los mejores escenaristas europeos. Castillos del todo atmosféricos, interiores cuya profundidad de campo se pierde en lograda perspectiva, páramos otoñales plagados de misterio. La parquedad de fondos de ciertas viñetas choca con total descaro contra la profusión de detalles de algunos planos generales, como si los autores balancearan nuestra atención aposta del entorno a los personajes.

lacasa2

  

Pin ups de Tim Sale, Roberto Ricci y Daniel Acuña para el recopilatorio de La casa de los susurros.
(haced click sobre las imágenes para ampliarlas)

 

Si este país fuera civilizado y existiese algún tipo de industria, nuestros autores no tendrían que emigrar su talento a mercados foráneos. Pero la pela manda, las paupérrimas ediciones españolas nada pueden hacer frente a las tiradas de decenas de miles de ejemplares del ámbito francobelga. Allí, hay tebeos hasta en el supermercado. Niños y viejos los leen por igual, con el mismo hábito que aquí los catetos caen sobre el bestseller de moda. Si esto no es muestra de que Francia es un país más avanzado que el nuestro, ¡que el cielo caiga sobre nuestras cabezas! Así que mientras tanto, tendremos que seguir con la vergüenza de leer a nuestros autores traducidos del francés en ediciones, que si bien son encomiables por su condición integral -y por el mero hecho de existir, para qué engañarnos-, la reducción de tamaño de álbum europeo no hace justicia a las virtudes de la obra.

¡Échale un ojo, que no muerde, pero casi!

 

 

Alicia Luna

Follow Me