Wednesday, Sep, 28, 2022
Síguenos

EL CRITICO DE CINE DE MONO CON PUÑAL A PUENTE CON EL ESPECTADOR

Resumen del Curso de Crítica de Cine del pasado 22 de octubre con los ponentes Jordi Costa, Nuria Vidal, Jonathan Holland y Pilar Aguilar.

Jordi Costa (El País y Fotogramas) destaca su papel de “figura justiciera” para un lector que busca en el crítico “al mono con una navaja”, utilizando de simil la película Monkey Shines (Atracción diabólica). En su opinión, “el crítico es interesante cuando se equivoca”; nunca debe “anteponer el lenguaje visceral” ya que “en la crítica es muy importante el matiz”.

Nuria Vidal, (Time Out, Fotogramas, Delegada en España del Festival de Berlín) considera que el crítico de cine ejerce una labor de “puente entre los creadores de cine y el público” El crítico tiene una doble función: formativa e informativa. Un buen critico no debe contar el argumento de la película y sobre todo no debe descubrir los giros y sorpresas de las historias.

Para Vidal, una crítica de cine se estructura en varias partes: una mínima introducción de contexto; que representa en la filmografia del director, destacar los distintos aspectos de la película (guión, imagen, sonido, etc.) y una valoración final dónde se dé la opinión.

Jonathan Holland (Variety), considera que un crítico de cine tiene “que hacer una crítica de la película que ha visto y no de la que le hubiera gustado ver”, evitar la arrogancia y no olvidar el esfuerzo colectivo que supone hacer una película. Para Holland hay una conexión entre el guionista y el crítico ya que tendrían que compartir una “visión de lo particular, el detalle y lo universal”.

Para Pilar Aguilar (Manual del espectador inteligente y Mujer, amor y sexo en el cine español de los 90)  “¿qué es lo que casi nunca está en una película? Las mujeres.» Siempre hay alguna pero casi nunca son el eje central y/o aparecen insertadas en el otro o tratadas como un parque temático. «Las mujeres en el cine son vidas que están por contar”.

                        

Alicia Luna

Follow Me